Microrrelatos con hueso, II

Entrañable la exhaustiva descripción, casi salivada, del protagonista de este relato. Ha despertado en mí sentimientos de solidaridad: prometo que a partir de ahora no volverán a volcar los restos de chuletitas de cordero en el triturador de basuras.

Autor: Imenendez

Sueño con el fino fémur de un ternero, hincado en carne magra de piel crujiente, de esa que me enjuga los bigotes con solo hincarle la punta de los colmillos. Sueño con guisantes y trocitos de zanahoria bailando en un mar de salsa romescu del que sobresalen únicamente los mástiles de las chuletas naufragadas en un bol de oro. Sueño con un fin de semana revolcado sobre hierba recién cortada abrazado a una inmensa pata de jamón con el sol de primavera extrayendo la grasa de sus poros.

Pero mientras tanto, este perro se conformará con el primer hueso que encuentre en la basura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: