Microrrelatos con hueso, IV

Una mala digestión (¡juro que no volveré a cenar pularda trufada!) me ha hecho permanecer en cama toda la mañana. Al despertar, me he encontrado con dos microrrelatos que comparten un desagradable y desconcertante chasquido. He creído conveniente destacar ambos.

A las 14:00 de hoy termina el plazo para enviar microrrelatos con hueso.

Autor: Jaime Galera

Todos tenemos algo que nos diferencia de los demás. Yo tengo un hueso roto en mi dedo, a la altura de la falange media. A mucha gente le horroriza mirarlo, lo noto en su expresión. Aunque reconozco que levantarles mi fracturado de por vida dedo corazón cuando me miran no ayuda a que cambien su opinión.

Autor: Hombre Revenido

El Comisionado General para la Anatomía, un tipo afable y sano para el que no pasaban las nóminas, explicó a la prensa su nuevo plan de recortes: “Vamos a eliminar un hueso, concretamente una falange del dedo corazón de la mano derecha. Tendremos el dedo más rígido, de acuerdo, pero, si lo pensáis bien, será incluso mejor”.

Hizo una demostración práctica. Todos quedaron encantadísimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: