El invitado: Inés de León

Visualizadme aupado sobre un cojín en mi crujiente sillón de cuero, llevo puesto un batín azul marino con ribetes dorados y me he enjuagado la boca con Licor del Polo. ¡Estoy a punto de entrevistar a Inés de León! Ella es la directora, guionista y coprotagonista de una de mis series de internet favoritas (y de la alondra): “Inquilinos”. El piso compartido por los cuatro protagonistas de la ficción es en realidad la casa de Inés, ¡una de las pocas viviendas españolas decoradas con papel pintado! La serie está llena de referencias y parodias que agradarán al joven moderno, abundan las secuencias de música y ventilador, y también los primerísimos planos de ojos retadores. Volvamos con Inés, me atrevería a decir que se encuentra en estado avanzado del síndrome de la Descarga (consistente en sustituir progresivamente los adjetivos calificativos por nombres o personajes de series de TV), domina con maestría el arte de la gesticulación y estuvo a punto de desvanecerse al conocer a su admirado Vittorio Storaro (director de fotografía de Apocalypse Now).


 ¡Bienvenida, Inés! Empecemos fuerte. Uno de los personajes de “Inquilinos”, Sabrina, fuma empedernidamente unos estilosos cigarrillos. ¿No le tortura la idea de estar poniendo a una de sus actrices en los brazos de la muerte?
Desde que Sabrina dejó de fumar me persigue la mala conciencia. Me gustaría poder tener cigarros falsos como los que fuma Jon Hamm en Mad Men o Sarah Jessica Parker en Sex and the city, pero no tengo presupuesto y no sé dónde comprarlos (por ese orden).

 Saltemos de la salud al marketing, ¿ha intentado que la marca de tabaco que fuma Sabrina patrocine su serie?
No, pero siempre he querido hacer un guiño al product placement tipo Wayne’s world.

He buscado “Wayne’s World product placement” en Google y ha salido esto.

 Usted luce una preciosa cabellera pelirroja. ¿Tiene genes escoceses? Cuando uno nace con el pelo rojo, ¿crece sintiéndose raro y especial?
Soy mitad canaria y mitad madrileña. De pequeña recibía toda clase de insultos y motes por mi pelo y mi pecosa cara. De hecho, mi humor fue entrenado durante años como mecanismo de defensa, si era la graciosa de la clase, por lo menos conseguía que la gente se riera de otras cosas…

 ¿Es cierto que nunca sale de casa sin sombrero?
¡Jajaja! Pero bueno, ¿de dónde saca usted esta información? Que por un lado es privilegiada y por otro falsa (al menos, no enteramente cierta). El verano pasado me dejé alegremente un flequillo que, aunque me encanta, me hace sufrir mucho gracias a un remolino que corona mi frente. Así que cuando no tengo tiempo de atusármelo, salgo con sombrero (y sí, eso sucede muy a menudo).

Ha convertido su casa en un plató para poder grabar diferentes espacios en “Inquilinos”. ¿Es una estrategia inmobiliaria con vistas a que se revalorice su piso cuando la serie sea conocida mundialmente?
El otro día leí que el piso donde se rodaban los exteriores de la casa de Carrie, en Sex and the city, se ha vendido por 9 millones de euros. Así que el siguiente capítulo de Inquilinos transcurrirá en mi portal, nunca se sabe…

Protagonistas de “Inquilinos”.

Disfruta homenajeando secuencias famosas del cine (una prueba de ello fue el guiño a “Rocky” en el episodio 3), ¿alguna escena mítica a la que le tenga ganas? A mí me gustaría protagonizar la coreografía sobre hielo de Flashdance, ahí lo dejo…
Mire, voy a darle una primicia porque la idea de su cuerpecito cuadrúpedo bailando sobre el hielo me ha enternecido: en el capítulo 7 hay un guiño a West Side Story.

¿Sofia Coppola o Isabel Coixet?
Eeeehhhh, ¿por qué? No me lo diga, porque son mujeres. Preferiría que me preguntara por directores pelirrojos: ¿Robert Redford o Ron Howard?

¡La pregunta de Coixet fue sugerencia de la alondra!

Los personajes de su serie tienen el mismo nombre que los actores: ¿estrategia velada de promoción o vagancia de la peor calaña?
Por un lado, se me da fatal poner nombres a mis personajes y, por otro, los nombres de los actores eran perfectos para el personaje… Hace poco decidí poner nombres de mis amigas a los personajes femeninos y me va muy bien con este nuevo método.

Le gustan los cameos, el último fue el de la actriz Dafne Fernández. ¿Qué otros nombres hay en esa libreta, que a buen seguro tiene, titulada “Gente que me gustaría que apareciera en “Inquilinos”?
Mi lista de “Gente que me encantaría que apareciera en Inquilinos” no terminaría nunca… pero, bueno, como le ha entrevistado usted hace poco y soy ultrafán, me mojo y digo que Miguel Noguera sería un Inquilino de lujo.

Los actores de “Inquilinos” son amigos suyos, y todos conocemos el frágil ego de esa profesión. ¿Cómo hace para corregirlos/ dirigirlos sin que se enfaden?
Soy una directora un poco puntillosa y no me importa repetir las veces que haga falta para conseguir el efecto cómico que me había imaginado. De hecho, tengo siempre el guion lleno de anotaciones en plan: “Aquí pone una cara Chandleriana, se gira a lo Steve Carell y hace un ruidito de Hommer triste”… Pero en realidad escribo pensando en los actores y normalmente en el ensayo lo hacen como me lo había imaginado. Y si no, festival de tomas. ¡Viva el digital!

Inés, Sabrina y el cigarrillo estiloso de la primera pregunta.

Usted interpreta a una comiquera ingenua y un tanto payasa (¡en el buen sentido, no se moleste!). ¿Cuánto hay de usted en el personaje?
Me parezco mucho a mi personaje, soy yo pero exagerada. Y, aunque no me desmayo por ver a un chico guapo, es verdad que si me gusta alguien me convierto en una suerte de Chiquito de la Calzada tartamudo.

¿Alguna vez la han corregido sus propios actores?
Mis planos los ruedo sola en casa para ahorrar tiempo, así que no han tenido oportunidad de vengarse con pullitas del tipo: “¿Lo vas a hacer así? No, por nada…”

Una de las teorías más extendidas sobre Internet es la necesidad de ser breve. No obstante, los capítulos de “Inquilinos” han ido poco a poco desafiando esa norma (¡el último dura más de veinte minutos!)…
Yo quería hacer el formato sitcom americano de 20 minutos desde el principio, pero todo el mundo me decía que nadie aguantaba más de 5 minutos en internet, así que hice los primeros capítulos de 10 minutos. Pero a partir del cuarto, decidí no quitar secuencias y hacerlos del tiempo que yo quisiera. La teoría de los 5 minutos puede tener sentido para vídeos de mascotas o de caídas tontas, pero la gente también utiliza internet para ver cosas de más duración. Sin ir más lejos, Malviviendo tienen capítulos de más de 30 minutos y es una serie web con muchísimos seguidores.

¿Por qué ha escogido este microrrelato?
Lo he escrito para usted y su monóculo. Espero que le guste.

Título: La ruptura

Autora: Inés de León

Tatiana escuchaba absorta la cadencia de sus palabras. Nunca entendió por qué los acentos ejercían ese efecto sobre ella, cada sílaba la sumergía, poco a poco, en una ensoñación musical, pero sabía que esta vez tenía que mantenerse firme: había llegado el día y tenía que poner fin a esta relación.

Al otro lado de la línea la suave voz le prometía que las cosas iban a cambiar, que todo sería diferente… Una agradable sensación embriagaba a Tatiana, después de tanto tiempo en el que se había sentido ignorada y maltratada, ahora estaba a sus pies y parecía que haría cualquier cosa para que no se fuera.

Pero se dio cuenta de que estas propuestas nacían de la desesperación por no perderla y que si aceptaba, pronto todo volvería a la normalidad y no tardaría en volverla a tratar con el desdén que le hizo sufrir durante todo el año pasado.

Tatiana seguía escuchando las suaves palabras que acariciaban su oído a través del teléfono con promesas de un futuro mejor, cuando se armó de valor y dijo:

-No me interesan sus ofertas, quiero darme de baja y cambiarme a otra compañía.

Anuncios
Etiquetado , , ,

2 pensamientos en “El invitado: Inés de León

  1. Chaviol dice:

    El aristócrata peludo con problemas de visión ha estado ingenioso. La entrevistada aguda y simpática.
    Me ha gustado.

  2. […] Noguera (humorista y autor de “Ser madre hoy” y “Ultraviolencia”), Inés de León (directora de fotografía y creadora de “Inquilinos”) y Jotono Gutiérrez […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: