Un gran paso para mi galería

La semana pasada hubo pocos cuentos con la palabra microondas, ¡sois más pobres de lo que imaginaba! Quizás debería emplear mis donativos en vosotros, en lugar de en las causas benéficas que ayer sopesé. Me parte el alma que todavía tengáis que calentar leche con un cazo, ¡pero si hace por lo menos tres décadas que superamos el Medievo!

Nuestro astuto amigo Maximus ha sorteado el escollo de no tener horno microondas en su cocina y ha optado por hablar de las ondas empleadas en la señal de televisión. ¡Rindamos honores a su maravillosa narración! En serio os lo digo, a riesgo de que me explote el cráneo, me quito la escafandra ante esta historia.

Autor: Maximus

Ramón pisó una caca y lo vio todo el mundo. Literalmente. El fascinante hallazgo de un excremento en la superficie de Marte restó protagonismo a aquella proeza de la aeronáutica espacial, a aquel momento histórico retransmitido a través de enlaces de microondas bidireccionales a las televisiones de más de doscientos países. Eclipsó incluso la españolidad de aquel astronauta que, seleccionado entre los mejores, soñaba con recuperar la dignidad de la piel de toro con un pequeño paso para el hombre, convertido en gran guasa para la humanidad. Aquella inesperada deposición era, tal vez, el mayor reto al que se había enfrentado jamás la ciencia: ¿quién o qué había habitado el planeta rojo y dejó aquella huella inerte, perenne gracias a la falta de oxígeno? Ya habría tiempo para el asombro. Por el momento, el mundo se apresuró a cachondearse de Ramón, aquel prohombre que, con la rojigualda al hombro, la Tierra a su espalda y una mierda a sus pies, simbolizó el destino de una especie irrescatable que orbita ineludiblemente en torno a la única fuente de luz de su limitado sistema.

Os recuerdo que vosotros también podéis optar a presumir de mirada altiva y sonrisa orgullosa en mi galería de retratos. Los cuentos de esta semana deben incluir la palabra calderilla (esa sí os suena, ¿verdad?*)

* Disculpad mi grosería, pero hoy hace bochorno. ¡El calor y la humedad me violentan!

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: