El bochorno me violenta

¡Me suda la frente! Y me obliga a levantar constantemente la chistera, suplicando por una brisa de aire (que no llega) que me refresque la cabeza. ¡Se me empaña el monóculo! Me siento igual que si estuviera encerrado en una sauna y alguien se hubiera tragado la llave a mi salud. En estos momentos me arrepiento de no haber construido una piscina en el jardín. ¡Chucho inútil! Tuve que preferir el butacón de lectura, la barra de bar y el miniestudio de rodaje. No he rodado ninguna película en todo este tiempo, maldita sea, y ahora me derrito como un helado de fresa en la autopista. ¡Mísero animal! Que alguien se apiade de mí y me traiga un vaso de agua, por favor. O mejor un daikiri de limón con mucho hielo, una pajita de colores y unas hojitas de menta.

Quiero compartir con vosotros un relato que me ha llegado con la palabra calderilla y que vale mucho más que un puñado de céntimos. Yo ya he escrito el mío. Estáis a tiempo de mandar los vuestros, ¡el plazo termina el domingo!

Autor: Abencerraje

El bautizo tocaba a su fin y el cortejo, finalmente, salió de la iglesia. Jacinto, el padrino, como era costumbre, iba dándose importancia, esperando su momento. Sin perderle de vista, un grupo de niños comenzó a gritar: padrino roñoso, padrino roñoso. A la vez que chillaban, tomaban posiciones, pendientes de los gestos del que esperaban como un nuevo rey Midas. Por fin, Jacinto sacó las manos de los bolsillos, llenas de monedas pequeñas: de perras chicas y perras gordas. Las lanzó al cielo y cayeron sobre la chiquillería como si fuese una lluvia de oro.

En el suelo se luchaba por cada pieza. Si hubiesen sido de duro, se podría haber hecho el mismo esfuerzo, pero no más. El padrino seguía disfrutando de su liberalidad, que no era tanta, pues lo que tiraba no era sino simple calderilla; mucho ruido y … Se acercó el padre del bautizado y, con ese sentimiento de dignidad y orgullo de nuevo patriarca, dijo: Jacinto, no seas miserias, échales algunas pesetas. Éste, algo amohinado, arrugó la cara, y cambió la calderilla menuda por una más sustanciosa.

El bautizo se recordó durante largo tiempo; mucho más de lo que duró el tesoro en las manos de los chicos.

Anuncios

6 pensamientos en “El bochorno me violenta

  1. chaviol dice:

    ¿Has probado a abrir la boca, sacar la lengua, levantar el cuello, mirar al frente y respirar tranquilamente?
    Ya sé que no es algo que un perro aristócrata suela hacer pero, el calor es igual para nobles y plebeyos y antes de que se empañe el monóculo yo haría lo que fuese.
    Otra cosa que podrías hacer es recortarte el bigote y abanicarte con la chistera.
    Por cierto ¿Chistera viene de chiste o chiste viene de Chistera? Es una cosa que siempre me ha tenido en vilo.
    Espero que te refresques, queda mucho verano por delante y hasta que puedas ir a Marbella u otros sitio chic parecidos las puedes pasar canutas

  2. Perro con Monóculo dice:

    Amigo mío, le agradezco profundamente sus consejos. Sin embargo, prefiero desfallecer de calor que arriesgarme a que alguien del servicio me vea con la lengua fuera. Lo de dejarme abanicar, en cambio, me suena bastante mejor.

  3. Nagore dice:

    En mi humilde opinión deberias instalar en casa un aparato de aire acondicionado, sufririas menos calor.
    La piscina estás a tiempo de construirla, nunca es tarde. Y si no siempre te queda la opcion de venirte al norte a vivir, que aunque hoy hace algo más de calor del habitual tenemos un clima más fresquito.

  4. Perro con Monóculo dice:

    Amiga Nagore, muchas gracias por su amable ofrecimiento. Tenga por seguro que si acepto su invitación apareceré con una botella de mi mejor vino (y unas trufas heladas de chocolate).

    • Nagore dice:

      Me parece una idea estupenda, por descartado queda que estás invitado a la semana mas fiestera que tenemos por aquí, la Aste Nagusia, 9 días de fiesta en la que la fiesta no acaba en las 24 horas que tiene el día.
      Le voy a proponer al alcalde que te haga pregonero, serías un gran pregonero, si, voy a ir a hablar con el.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: